Corto Animado Presto

presto corto animado

Si hay alguna lección difícil de aprender, esa es sin lugar a dudas  la humildad.

El ego suele ser un mal compañero de viaje (no confundamos el ego con la autoestima que nada tienen que ver…) y es que el ego tiene la mala costumbre en algunas ocasiones, de apoderarse de nosotros y convertirnos en personas egoístas, donde lo único que nos importa somos nosotros mismos y nuestros logros, independientemente de lo que nos cueste ya sea material o personal.

Y una vez visto el desastre causado a nuestro alrededor por culpa de nuestro ego, sólo nos quedan dos opciones seguir en la misma aptitud de “porque yo lo valgo” o sentirnos profundamente abochornados por nuestro comportamiento.

Y dicho esto viene la gran pregunta ¿Cómo hacemos entender a nuestros hijos esta importante lección de vida?

El cortometraje de Pixar Presto nos ayudará en esta importante misión.

Presto es un mago con el ego muy inflado y Alec es su conejo estrella. Durante este corto nuestros pekes podrán ver como la actitud egoísta de Presto,(ya que Alec depende de él para poder comer) genera un problema en su relación.

Y es que nuestro mago está tan ocupado fijándose en sí mismo y en lo importante que es, que pasa por alto detalles tan importantes como que Alec necesita comer.

Alec al mismo tiempo y viendo que al Mago no le interesan ni él ni sus necesidades, decide que no va a colaborar con Presto en el espectáculo y a partir de aquí comienzan a gastarse “trastadas” el uno al otro (que divertirán mucho a los pekes).

En este punto hacemos una pequeña parada para recordarles a nuestros pekes que el único camino de solución es el diálogo y nunca la venganza, siendo el propio corto el que les enseñe hasta que punto de violencia se puede llegar si nadie decide parar.

No obstante y cuando la situación toma un color ya preocupante, Alec el conejo decide poner fin a  esta situación con un final muy cómico.

Como punto final ambos protagonistas dejan a un lado sus egos y sus necesidades personales para ayudarse mutuamente, lo que les lleva a un gran éxito profesional.

Este corto visionado junto a nuestros hijos nos dará la excusa perfecta para mostrarles eso que siempre les decimos, hay que compartir, no ser egoista, no se debe pegar para resolver un conflicto, la humildad

En fín, esas lecciones que incluso los adultos todavía tenemos que seguir trabajando…

¡¡ Que la disfrutéis !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.